Descubriendo a Rineke Dijkstra

En esta entrada os presentamos a Rineke Dijkstra, una de las fotógrafas que mejor ha sabido abordar y dotar de sentido al retrato en los últimos años; aunque ya la mencionamos en una entrada anterior sobre el uso del flash en reportaje, hoy vamos a centrarnos solamente en ella.

Nacida en Sittard (Países Bajos) en 1959, Dijkstra estudió fotografía en la escuela Gerry Rietveld Academie de Ámsterdam a principios de los años 80. Tras graduarse, empezó como retratista para grandes empresas, hasta que, en 1990, se rompió la cadera, y tras meses de rehabilitación, se hizo un autorretrato en una piscina, lo que le hizo descubrir un nuevo camino para su fotografía, mucho más personal.

Rineke Dijkstra

“En aquella época me sentí vulnerable por primera vez. Me investigaba a mí misma y en aquella foto encontré algo inesperado e intuitivo”.

A partir de este momento, empezó a fotografiar gente en momentos de cambio personal; con una técnica muy sencilla – normalmente retratos de cuerpo entero, con un flash de relleno añadido a la luz ambiente, y con un fondo predominantemente abstracto – toda la magia de las fotografías reside en el retratado, en capturar las emociones encontradas que suponen la búsqueda de identidad; este proceso se puede observar en el primer trabajo que realizó tras su recuperación, Beach Portraits. Realizado entre 1992 y 1996, fotografió a adolescentes en playas de Estados Unidos, Polonia, Inglaterra, Ucrania y Croacia.

Rineke Dijkstra

Posteriormente, y siguiendo en la línea de los procesos de cambio y de búsqueda de identidad, realizó retratos de mujeres que acababan de dar a luz, militares durante su proceso de entrenamiento y posterior experiencia en conflictos, e incluso el seguimiento durante varios años de una niña originaria de Bosnia y que llegó a Holanda huyendo de la guerra en su país. Aquí os dejamos una muestra de sus trabajos.

Rineke Dijkstra

Rineke Dijkstra

Rineke Dijkstra

Su obra se ha expuesto en la Bienal de Venecia, la de Sao Paulo y la de Turín, en el MoMA de Nueva York, en el Museum fur Moderne Kunst de Frankfurt y en el año 2012, el San Francisco Museum of Modern Art y el Guggenheim de Nueva York realizaron una retrospectiva de su obra, cuyo vídeo explicativo se puede ver a continuación.

Es realmente interesante ver como, con un concepto claro – como es el cambio – se pueden realizar series de retratos con una potencia realmente apabullante. Para nosotros es el claro ejemplo de que, con una idea en la mente, y acogiendo el ya clásico “menos es más”, se construye un discurso impecable. Esta, entre otras, es la razón por la que, en nuestro curso de Fotografía “El siguiente Paso”, vemos su obra.